TESIS DE GRADO

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

LA DIABETES MELLITUS TIPO 2 O DIABETES SENIL CONOCIDA
ANTERIOMENTE COMO DIABETES NO-INSULINO DEPENDIENTE
ES UMA ENFERMEDAD METEBOLICACARACTERIZADA POR
ALTOS NIVELES DE GLUCOSA EN LA SANGRE.

LA DIABETES TIPO 2 ES UNA ENFERMEDAD Y SUBDIAGNOSTIC-
ADA QUE PLANTEA DESFIOS PARA SU TRATAMIENTO.
LA INTRODUCCION DE NUEVOS FARMACOS ORALES EN LOS
ULTIMOS AÑOS HA AMPLIADO LA GAMA DE OPCIONES
DISPONIBLES PARA EL TRATAMIENTO DE LA DIABETES TIPO 2.

CADA DIA SE DIAGNOSTICA MAS PERSONAS CON DIABETES
MELLITUS TIPO 2 LA DEFICIENTE DISPONIBILIDAD DE LAS
FUNCIONES DE LA INSULINA CONLLEVA A UNA DEFICIENTE
METEBOLISMO CELULAR, RESULTANDO EN UN AUMENTO LOS
ACIDOS GRASOS, EN LOS NIVELES CIRCULANTES DE
TRIGLICERIDOS Y UN DESCENSO EN LA CONCENTRACCION
DE LA LIPOPROTEINA DE ALTA DENSIDAD. LA HIPERGLICEMIA
DE LARGA DATA CAUSA DAÑOS EN LOS NERVIOS, OJOS,
RIÑONES, CORAZON Y VASOS SANGUINEOS. EN ESTA TESIS
ANALIZAREMOS
¿CUÁLES SON LOS TRATAMIENTOS ALTERNATIVOS PARA LOS
PACIENTES CON DIABETES MELLITUS TIPO 2 EN EL HOSPITAL
“RODRIGUEZ ZAMBRANO” DE MANTA?

JUSTIFICACION

DEBIDO A LA GRAN CONCENTRACCION DE LA
DIABETES MELLITUS TIPO 2 EN EL MUNDO,
LO TANTO HEMOS TRATADO DE INVESTIGAR
LOS TRATAMIENTOS ALTERNATIVOS PARA
CONTROLAR LA DIABETES MELLITUS TIPO 2 EN
PERSONAS ADULTAS.

OBJETIVOS
 OBJETIVO GENERAL

CONOCER LOS DIFERENTES TRATAMIENTOS ALTERNATIVOS DE LA DIABETES MELLITUS
TIPO 2 EN PERSONAS ADULTAS.

 OBJETIVOS ESPECIFICOS

• IR AL HOSPITAL “RODRIGUEZ ZAMBRANO” DE MNTA A ENTREVISTAR Y ENCUESTAR A LAS PERSONAS ADULTAS CON MELLITUS TIPO 2.

• INSTRUIR A LOS ESTUDIANTES DEL COLEGIO “JOSE SALAZAR MERO” DE 3º DE QUIMICO BIOLOGO LAS PRECAUCIONES DE LA DIABETES MELLITUS TIPO 2.

• MOSTRAR A LAS AUTORIDADES DEL COLEGIO “JOSE SALAZAR MERO” EL RESULTADO QUE OBTUVIMOS DE NUESTRA TESIS DE GRADO.


HIPOTESIS

• CUANDO LOS PACIENTES CON DIABETES MELLITUS TIPO 2APRENDEN A USAR LOS TRATAMIENTOS ALTERNATIVOS, MEJORARA LA CALIDAD DE VIDA

VARIABLES

• CUANDO LOS PACIENBTES CON DIABETES MNELLITUS TIPO 2 APRENDEN A USAR LOS TRATAMIENTOS ALTERNATIVOS

• MEJORARA LA CALIDAD DE VIDA

MARCO TEORICO
I. CAPITULO

HISTORIA DE LA DIABETES MELLITUS

La diabetes mellitus era ya conocida antes de la era cristiana. En el papiro de Ebers descubierto en Egipto y que data al siglo XV a. C., ya se describen síntomas que parecen corresponder a la diabetes. Fue Areteo de Capadocia quien, en el siglo II de la era cristiana, le dio a esta afección el nombre de diabetes, que significa en griego correr a través, refiriéndose al signo más llamativo que es la eliminación exagerada de agua por el riñón, expresando que el agua entraba y salía del organismo del diabético sin fijarse en él.
En el siglo II Galeno también se refirió a la diabetes. En los siglos posteriores no se encuentran en los escritos médicos referencias a esta enfermedad hasta que, en el siglo XI, Avicena habla con clara precisión de esta afección en su famoso Canon de medicina. Tras un largo intervalo fue Tomás Willis quien, en 1679, hizo una descripción magistral de la diabetes, quedando desde entonces reconocida por su sintomatología como entidad clínica. Fue él quien, refiriéndose al sabor dulce de la orina, le dio el nombre de diabetes mellitus (sabor a miel).
En 1775 Dopson identificó la presencia de glucosa en la orina. Frank, en esa época también, clasificó la diabetes en dos tipos: diabetes mellitus (o diabetes vera), y diabetes insípida (porque esta última no presentaba la orina dulce). La primera observación necropsia en un diabético fue realizada por Cawley y publicada en el “London Medical Journal” en 1788. Casi en la misma época el inglés John Rollo atribuyó la dolencia a una causa gástrica y consiguió mejorías notables con un régimen rico en proteínas y grasas y limitado en hidratos de carbono. Los primeros trabajos experimentales relacionados con el metabolismo de los glúcidos fueron realizados por Claude Bernard quien descubrió, en 1848, el glucógeno hepático y provocó la aparición de glucosa en la orina excitando los centros bulbares.
En la segunda mitad del siglo XIX el gran clínico francés Bouchardat señaló la importancia de la obesidad y de la vida sedentaria en el origen de la diabetes y marcó las normas para el tratamiento dietético, basándolo en la restricción de los glúcidos y en el bajo valor calórico de la dieta. Los trabajos clínicos y anatomopatológicos adquirieron gran importancia a fines del siglo pasado, en manos de Frerichs, Cantani, Naunyn, Lanceraux, etc. y culminaron con las experiencias de pancreatectomía en el perro, realizadas por Mering y Minkowski en 1889. La búsqueda de la presunta hormona producida por las células descritas en el páncreas, en 1869, por Langerhans, se inició de inmediato. Hedon, Gley, Laguesse y Sabolev estuvieron muy cerca del ansiado triunfo, pero éste correspondió, en 1921, a los jóvenes canadienses Banting y Charles Best, quienes consiguieron aislar la insulina y demostrar su efecto hipoglucemiante. Este descubrimiento significó una de las más grandes conquistas médicas del siglo XX, porque transformó el porvenir y la vida de los diabéticos y abrió amplios horizontes en el campo experimental y biológico para el estudio de la diabetes y del metabolismo de los glúcidos.

ETIMOLOGIA

Proviene del latín diabētes, y éste del griego διαβήτης, (diabétes, ‘correr a través’ con δια o ‘dia-‘, ‘a través’, y βήτης o ‘betes’, ‘correr’, de διαβαίνειν (diabaínein, ‘atravesar’). Como término para referirse a la enfermedad caracterizada por la eliminación de grandes cantidades de orina (poliuria), empieza a usarse en el siglo I en el sentido etimológico de «paso», aludiendo al «paso de orina» de la poliuria. Fue acuñado por el filósofo griego Areteo de Capadocia.
La palabra Mellitus (griego mel, “miel”) se agregó en 1675 por Thomas Willis cuando notó que la orina de un paciente diabético tenía sabor dulce.

CONCEPTO

La diabetes mellitus (DM) es un conjunto de trastornos metabólicos, que afecta a diferentes órganos y tejidos, dura toda la vida y se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre: hiperglucemia. La causan varios trastornos, siendo el principal la baja producción de la hormona insulina, secretada por las células β de los Islotes de Langerhans del páncreas endocrino, o por su inadecuado uso por parte del cuerpo, que repercutirá en el metabolismo de los hidratos de carbono, lípidos y proteínas.
Los síntomas principales de la diabetes mellitus son emisión excesiva de orina (poliuria), aumento anormal de la necesidad de comer (polifagia), incremento de la sed (polidipsia), y pérdida de peso sin razón aparente. La Organización Mundial de la Salud reconoce tres formas de diabetes mellitus: tipo 1, tipo 2 y diabetes gestacional (ocurre durante el embarazo), cada una con diferentes causas y con distinta incidencia.
Para el año 2000, se estimó que alrededor de 171 millones de personas eran diabéticas en el mundo y que llegarán a 370 millones en 2030. Este padecimiento causa diversas complicaciones, dañando frecuentemente a ojos, riñones, nervios y vasos sanguíneos. Sus complicaciones agudas (hipoglucemia, cetoacidosis, coma hiperosmolar no cetósico) son consecuencia de un control inadecuado de la enfermedad mientras sus complicaciones crónicas (cardiovasculares, nefropatías, retinopatías, neuropatías y daños microvasculares) son consecuencia del progreso de la enfermedad. El Día Mundial de la Diabetes se conmemora el 14 de noviembre.

CLASIFICACION

Actualmente existen dos clasificaciones principales. La primera, correspondiente a la OMS, en la que sólo reconoce tres tipos de diabetes (tipo 1, tipo 2 y gestacional) y la segunda, propuesta por la Asociación Americana de Diabetes (ADA) en 1997. Según el Comité de expertos de la ADA, los diferentes tipos de DM se clasifican en 4 grupos:
a) tipo 1.
b) tipo 2
c) gestacional
d) Otros tipos

II. CAPITULO

DIABETES MELLITUS TIPO 2

Diabetes mellitus tipo 2 o diabetes senil —conocida anteriormente como diabetes no-insulino dependiente— es una enfermedad metabólica caracterizada por altos niveles de glucosa en la sangre, no es debido a una resistencia celular a las acciones de la insulina, sino del glucagón, combinada con una deficiente secreción de insulina por el páncreas. Un paciente puede tener más resistencia a la insulina, mientras que otro puede tener un mayor defecto en la secreción de la hormona y los cuadros clínicos pueden ser severos o bien leves. La diabetes tipo 2 es la forma más común dentro de las diabetes mellitus y la diferencia con la diabetes mellitus tipo 1 es que ésta se caracteriza por una destrucción autoinmune de las células secretoras de insulina obligando a los pacientes a depender de la administración exógena de insulina para su supervivencia, aunque cerca del 30% de los pacientes con diabetes tipo 2 se ven beneficiados con la terapia de insulina para controlar el nivel de glucosa en sangre.
La deficiente disponibilidad de las funciones de la insulina conlleva a un deficiente metabolismo celular, resultando en un aumento en los ácidos grasos, en los niveles circulantes de triglicéridos y un descenso en la concentración de la lipoproteína de alta densidad (HDL). La hiperglicemia de larga data causa daños en los nervios, ojos, riñones, corazón y vasos sanguíneos. La cetoacidosis puede ocurrir en estos pacientes como resultado de estrés, como una infección, la administración de ciertos medicamentos como los corticosteroides, deshidratación o deficiente control de la enfermedad. La resistencia a la insulina es un importante contribuyente a la progresión de la enfermedad y las complicaciones de la diabetes.
La diabetes tipo 2 es una enfermedad frecuente y subdiagnosticada que plantea desafíos para su tratamiento. La introducción de nuevos fármacos orales en los últimos tres años ha ampliado la gama de opciones disponibles para el tratamiento de la diabetes tipo 2. A pesar de la mayor selección de agentes farmacológicos, es necesario destacar que el tratamiento de primera elección son los enfoques no farmacológicos incluyendo la modificación de la dieta, control de peso y ejercicio regular. Una dieta combinada con ejercicio con el objeto de perder peso logra mejorar significativamente la sensibilidad celular a la insulina incluso antes de llegar al peso ideal. Se ha demostrado que el hacer ejercicio y perder peso en pacientes diabéticos y prediabéticos reduce su mortalidad y mejora su condición de vida. Los abordajes farmacológicos deben individualizarse, basándose en las características del paciente, el nivel de control de la glucosa y las consideraciones de costos.

¿PARA QUÉ SIRVE LA INSULINA?
Las sustancias orgánicas ricas en energía, constituidas fundamentalmente por glucosa aminoácidos y ácidos grasos, procedentes de la transformación de los alimentos deben penetrar en el interior de las células, a las que sufren sucesivos procesos metabólicos de transformación para poder ser aprovechadas; la insulina tiene fundamentalmente la función de favorecer el transporte de la glucosa y los aminoácidos a través de las membranas celulares: en su esencia de glucosa, que constituye una de las principales fuentes de energía para el organismo, no puede ser utilizada, se acumula en la sangre y, cuando alcance una concentración hemática elevada, es eliminada por vía renal, con la orina; la perdida de glucosa por vía urinaria supone la pérdida del material energético y, por lo tanto el organismo desencadena una serie de reacciones y adaptaciones que son la esencia fundamental de la enfermedad diabética y que tiene el fin principal de encontrar nuevas fuentes de energía para utilizarlas.

CAUSAS

La diabetes aparece por un problema en la forma en la que el cuerpo produce o utiliza la insulina. Puede haber una resistencia a la insulina o una producción insuficiente de insulina para la utilización en las células del cuerpo. Por lo general, la diabetes tipo 2 se desarrolla gradualmente, debido a que el páncreas se va deteriorando con el tiempo, por la sobreproducción de insulina en primera instancia y el posteriormente el déficit. Salvo en los países escandinavos, la incidencia poblacional de diabetes mellitus tipo 2 es por una deficiencia de glucosa superior a la de tipo 1, con una relación media de 85:15% entre ambas.
Algunos factores de riesgo que predisponen a un individuo a desarrollar diabetes mellitus tipo 2 incluyen:
 Los antecedentes familiares y la genética, juegan un papel importante4
 Un bajo nivel de actividad (Sedentarismo)
 Una dieta deficiente
 Peso excesivo, especialmente alrededor de la cintura
 Etnia (las poblaciones de afroamericanos, hispanoamericanos e indígenas americanos tienen altos índices de diabetes)
 Edad superior a 45 añoS
 Intolerancia a la glucosa identificada previamente por el médico
 Presión arterial alta (Hipertensión)
 Colesterol HDL de menos de 35 mg/dL o niveles de triglicéridos superiores a 250 mg/dL (Dislipidemia)
 Antecedentes de diabetes gestacional en las mujeres.
De la población total de diabéticos, el mayor porcentaje (± 90%) corresponde a la Diabetes mellitus tipo 2.

SINTOMAS

Con frecuencia, las personas con diabetes tipo 2 no presentan síntoma alguno, en particular en los estados iniciales de la enfermedad. Con el transcurso de la historia natural de la enfermedad, la diabetes está asociada con pérdida de calidad de vida y, en caso de presentarse síntomas, éstos pueden ser variados y afectar diversos órganos.
Visión borrosa o cambios repentinos en la visión, formando minúsculos cristales que se interponen en el campo visual formados por el desbalance osmótico en la diabetes mal controlada.
La disfunción eréctil suele presentarse en pacientes diabéticos de larga data,9fundamentalmente por neuropatía, como la aparición de una polineuritis, o bien por disminución del flujo sanguíneo y factores psicológicos como un incremento en el estrés provocado por la diabetes, peor control metabólico y aumento muy importante en los síntomas depresivos.10 Algunos estudios han encontrado pérdida del músculo liso del pene a nivel del tejido cavernoso de pacientes diabéticos. En algunos casos es posible que los niveles de óxido nítrico sintetasa, una enzima que acelera en el cuerpo cavernoso el paso de la L-arginina en óxido nítrico—potente vasodilatador que interviene en uno de los pasos de la erección tanto del pene como del clítoris—están disminuidos en pacientes diabéticos, fumadores y personas con deficiencia detestosterona.11
Algunas manifestaciones inespecíficas incluyen fatiga, sensación de cansancio, náuseas y vómitos. A menudo aparece un aumento del apetito excesivo a toda hora, también llamado polifagia, así como de la sed excesiva, llamada polidipsia, acompañados de un aumento de la frecuencia en la micción, y en grandes cantidades; también llamado poliuria. Por su parte, la piel se torna seca, aparece picazón en la piel y genitales, hormigueo, entumecimiento en las manos y pies y las cortaduras o heridas que tardan en cicatrizar.
La diabetes tipo 2 (no insulino dependiente), puede pasar inadvertida por muchos años, y en algunos casos ésta es diagnosticada cuando ya se han producido daños irreversibles en el organismo. Por eso es recomendable que todas las personas se realicen un examen de glicemia por lo menos una vez al año.

CONSECUENCIAS

Hay tres tipos de complicaciones:
 Agudas:
Hipoglicemia: es la baja presencia de azúcar en la sangre y un factor esencial en las personas con diabetes. Algunos de los indicios de la hipoglucemia son: temblores, mareos, sudoraciones, dolores de cabeza, palidez, cambios repentinos en estados de ánimo, entre otros.
Hiperglicemia: es la alta presencia de azúcar en la sangre y también es un factor influyente en las personas que tiene diabetes y deberá mantenerse controlada, debido que la continua mantención de este padecimiento traerá complicaciones crónicas a largo plazo. Algunos síntomas incluyen aumento de sed, de hambre, respiración acelerada, náusea o vómito, visión borrosa y resequedad de la boca.
 Crónicas
Las complicaciones a largo plazo, entre otras, son:
1. Retinopatía diabética (enfermedad de los ojos): El riesgo de retinopatía aumenta considerablemente en pacientes con niveles de glucosa en ayunas entre 109 a 116 mg/dL (6.05 a 6.45 mmol/L) o cuando el resultado de una glucosa posprandial está entre 150 y 180 mg/dL (8.3 a 10.0 mmol/L)
2. Nefropatía diabética (enfermedad de los riñones)
3. Neuropatía diabética (daño de los nervios)
4. Enfermedad vascular periférica (daño en los vasos sanguíneos/circulación)
5. Colesterol alto (dislipidemia), hipertensión arterial, ateroesclerosis y arteriopatía coronaria
 Emergencias: Una gran complicación de la diabetes mellitus tipo 2 es el coma diabético hiperosmolar hiperglucémico.

¿A QUE EXÁMENESDE LABORATORIO DEBE SOMETERSE EL PACIENTE DIABÉTICO?
Las primeras explotaciones de laboratorio son practicar en estos pacientes son la determinación de glucemia, es decir, de la concentración de glucosa en sangre, y la investigación de la eventual presencia de la glucosa a la orina o glucosuria. La glucemia puede determinarse con métodos químicos o enzimáticos: en ayunas en los individuos sanos, son inferior a 100 mg./100 ml. En condiciones normales no aparece glucosa en la orina; su presencia se debe a la diabetes mellitus o diabetes renal, una enfermedad rara, suele ir acompañada por alteraciones metabólicas a nivel de la glucosa. Puesto que en los diabéticos son muy frecuentes las alteraciones metabólicas a nivel de las grasas y las proteínas, siempre es conveniente dosificar colesterol, triglicérido y ácidos fólicos.

CUIDADO DE LOS PIES

Las personas con diabetes son muy propensas a los problemas en los pies. La diabetes puede causar daños en los nervios, lo cual significa que la persona puede no sentir una herida en el pie hasta que aparezca una infección o una llaga grande. La diabetes también puede dañar los vasos sanguíneos, lo cual hace más difícil para el cuerpo combatir las infecciones.
Para prevenir las lesiones en los pies, una persona con diabetes debe adoptar una rutina diaria de revisión y cuidado de los pies que consiste en lo siguiente:
 Revisarse los pies cada día e informar de cualquier úlcera, cambio o signo de infección.
 Lavarse los pies todos los días con agua tibia y un jabón suave, y luego secarlos muy bien (especialmente entre los dedos).
 Suavizar la piel seca con una loción o con vaselina.
 Protegerse los pies con zapatos cómodos, que ajusten bien y que no queden apretados.
 Ejercitarse a diario para promover una buena circulación.
 Visitar a un podólogo para que identifique problemas en los pies o para que extirpe callos o callosidades en los mismos (importante: nunca tratar de extirpar las callosidades uno mismo, debido a la posibilidad de producir heridas graves que posteriormente será una complicación por infección o gangrena)
 Quitarse los zapatos y las medias durante la visita al médico y recordarle que los examine.
 Dejar de fumar, pues el consumo de tabaco empeora el flujo de sangre a los pies.

PREVENCION

Dieta y peso
La planificación de comidas consiste en elegir alimentos saludables y en comer la cantidad adecuada, a la hora adecuada. Se recomienda trabajar en colaboración con el nutricionista y médico para aprender qué cantidades de grasa, proteína y carbohidratos necesita en la dieta. Es necesario que los planes específicos de comidas se adapten a los hábitos y preferencias personales.
Es importante controlar el peso y comer una dieta bien equilibrada. Algunas personas con diabetes tipo 2 pueden dejar de tomar medicamentos después de una pérdida de peso intencional, aunque la diabetes sigue estando presente. Un dietista certificado determinara las necesidades dietarias específicas.
Actividad física
El ejercicio en forma regular ayuda a controlar la cantidad de glucosa en la sangre y también ayuda a quemar el exceso de calorías y grasa para que la persona pueda controlar el peso, mejorar el flujo sanguíneo y la presión arterial. El ejercicio disminuye la resistencia a la insulina incluso sin pérdida de peso. El ejercicio también aumenta el nivel de energía del cuerpo, baja la tensión y mejora la capacidad para manejar el estrés.
Información que se debe tener en cuenta al momento de iniciar un programa de ejercicios:
1. Hablar con su médico antes de iniciar un programa de ejercicios.
2. Escoger una actividad física que se disfrute y que sea apropiada para el estado físico actual.
3. Hacer ejercicios diariamente y, de ser posible, a la misma hora.
4. Revisar en casa los niveles de azúcar en la sangre antes y después de hacer ejercicio.
5. Llevar alimentos que contengan un carbohidrato de rápida acción, en caso de que los niveles de glucosa en la sangre bajen demasiado durante o después del ejercicio.
6. Portar una tarjeta de identificación como diabético y un teléfono celular o monedas para hacer una llamada en caso de emergencia
7. Tomar abundante líquido que no contenga azúcar antes, durante y después del ejercicio.
8. Los cambios en la intensidad o duración de los ejercicios pueden requerir una modificación en la dieta o la medicación para mantener los niveles de glucosa dentro de los límites apropiados.

FUNCIÓN DE LOS ALIMENTOS EN EL ORGANISMO

Las proteínas, las grasas de los azucares producidos en el organismo con la alimentación son sustancias orgánicas ricas en energía, que es aprovechada por las células mediante complejos procesos químicos y se emplea para el trabajo muscular y la actividad funcional de los diferentes órganos; además, estas mismas sustancias son invisibles al organismo para el crecimiento y la renovación de sus parte estructurales. La glucosa representa la principal fuente de energía de las células y se produce mediante procesos de transformación azucares complejos (disacáridos y polisacáridos, componentes fundamentales de los almidones) introducidos con la alimentación, o bien es sintetizada en el hígado, mediante un proceso químico llamado neoglucogénesis, apartir de los aminoácidos.
Personas que están dispuestas a contraer la diabetes
la carencia de actividad insulínica constituye el momento patogénico determinante para el desarrollo de la enfermedad diabética, pero las moralidades de su realización son diferentes es los jóvenes y en los adultos: se distingue una forma de diabetes juvenil y la otra del adulto el primer caso se produce una carencia total de insulina, por que las células beta de los islotes pancreáticos no consiguen producirla: en la mayoría de los casos esta forma de diabetes es hereditaria, porque los hijos de padres diabéticos tiene, genéticamente, células beta que están predispuestas a lesiones por factores tóxico, químicos e infecciosos, e inmunológicos; estos factores, en los pacientes predispuestos provocan una progresiva de tensión de la actividad de las células beta, con bloqueos subsiguientes de la producción de insulina.
El Stress puede desencadenar la enfermedad diabética
Se ha demostrado experimentalmente que situaciones de stress repetidas, pueden favorecer la aparición de la diabetes con mecanismos complejos: en general se admite que, en estas situaciones anómalas, se produce la liberación de factores hormonales (cortisonas, catecolaminas, hormonas hipofisiarias),que ejercen un efecto antiinsulinico periférico; el páncreas es estimulado continuamente para que produzca insulina y sus células, pueden, con el tiempo sufrir un agotamiento para realizar actividad y una atrofia, con el consiguiente desarrollo de la enfermedad.

TRATAMIENTO

Una persona con diabetes de tipo 2 debe visitar al médico especialista en diabetes cada 3 meses y realizarse un examen completo que incluye:
 Hemoglobina glicosilada (HbA1c): es un promedio trimestral del nivel de glucosa en la sangre. Esta prueba mide cuánta glucosa se ha estado adhiriendo a los glóbulos rojos y a otras células. Un nivel alto de HbA1c es un indicador de riesgo de sufrir complicaciones a largo plazo. Actualmente, la Asociación Estadounidense para la Diabetes (ADA, por sus siglas en inglés) recomienda un nivel de HbA1c menor a 7% para protegerse de complicaciones. Esta prueba se debe realizar cada tres meses
 Control de la presión arterial
 Examen de pies y piel
 Oftalmoscopia
 Examen neurológico
Las siguientes evaluaciones se deben llevar a cabo al menos una vez al año:
 Microalbúmina aleatoria (análisis de orina para detectar proteínas)
 BUN y creatinina sérica
 Colesterol, HDL y triglicéridos en suero
 ECG
 Examen de la retina dilatada
TESIS DE GRADO

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s